close
Moda · 12 mayo 2022

Diferentes formas de llevar el mantoncillo

Un complemento flamenco con mucha tradición y que no pasa de moda

El mantón de Manila o coloquialmente conocido como mantoncillo, es una prenda de adorno que sirve para adornar los trajes de las flamencas. Se trata de una prenda femenina que está vinculada a la artesanía española, además, está hecha a mano.

La ciudad de Manila (capital de la antigua colonia de Filipinas) es donde se le dio a conocer. Su fabricación comenzó en el siglo XVI. Curiosamente, los primeros bordados de seda no se realizan sobre los mantones, sino en libros, banderas y estandartes. Los bordados sobre una prenda similar al mantón no aparecen hasta el siglo XII, cuando las mujeres de clase alta comenzaron a utilizar esta especie de chales.

En primavera, las tiendas se suelen llenar con este tipo de prendas, ya que es el complemento perfecto para cualquier evento. Existe una gran variedad de tipos de mantones y cada uno depende del gusto de la persona. Destacan: 

  • Mantoncillo liso monocolor: son los más básicos y siempre es recomendable tener al menos uno en el armario. Suelen estar confeccionados con el tejido crepé y son duraderos, haciendo que con el tiempo empiecen a recuperar protagonismo.
  • Mantoncillo estampado: se confecionan en tejidos vaporosos, son ideales para los trajes de flamenca lisos, ya que le aportan un toque de color muy especial.Al tener un vestido liso, el mantoncillo estampado cobra todo el protagonismo del vestido. Suelen tener lunares o flores, aunque hay muchos tipos. 
  • Mantoncillo de plumeti: son los más delicados y finos, suelen ser confeccionados con tul, algodón y gasa. En los últimos años ha tenido mucha demanda, son utilizados en las ferias de las romerías, con los trajes canasteros. Este tipo de mantoncillo le da elegancia a los trajes. 
  • Mantoncillos bordados: estos mantoncillos son los más especiales, suelen ser bordados de flores y flecos muy largos, tiene una variedad de diseños, enriqueciendo una paleta de colores que se lucen en un vestido liso. 

El mantoncillo es un complemento muy importante para vestirnos, haciéndolo totalmente único, dándole un toque personal al vestido de flamenca. Del mismo modo que existen gran variedad de tipos de mantoncillo, también existen diversas formas de colocarlo. Queremos contaros las más comunes.

 

Forma cruzada

 

La manera más flamenca de llevar el mantoncillo es, sin lugar a duda, cruzado. La moda volvió a este tipo de forma, después de ser utilizado por las flamencas más antiguas. El objetivo de este es estilizar y marcar la cintura de la flamenca. Suele ser muy recomendado para los trajes canasteros, o de aires rocieros. 

 

Picos hacia delante

 

Es la tendencia más novedosa que consiste en poner el mantoncillo de forma inversa, con el pico en la delantera de la flamenca. Es la manera más elegante de embellecer el traje de flamenca, ya que el movimiento de los flecos puede crear una sensación de poder. La diseñadora Pilar Vega fue la que en la colección de moda flamenca SIMOF puso este mantoncillo de moda.

 

Doble unido a la cintura 

 

Es una manera poco común de ponerlo, pero en la pasarela SIMOF en algunas colecciones se han visto. Se trata de combinar dos mantoncillos, uno colocado de manera clásica encima de los hombros, y el otro atado a la cintura. 

 

Cinturón y doble mantoncillo

 

Es un adorno muy presente este año en los desfiles. En los trajes de flamenca el cinturón ayuda a marcar la silueta de la flamenca, ideal para ponerlas con mantoncillos clásicos y anudados a la cintura. 

 

En V abierta 

 

Es la manera más tradicional y sencilla, les da a las mujeres un toque bastante peculiar de elegancia y flamenco.

Incluso un poco más holgado por la espalda, jugando con la altura de los flecos y del mantoncillo. La conjunción de dos alfileres hace el resto, uno en la parte delantera y otro en el escote de la espalda para evitar que éste se mueva y cambie la caída a lo largo de la jornada de feria.

 

Al cuello

 

Hace años esta forma de llevar el mantoncillo fue tendencia. El modo foulard se enredaba en el cuello de la flamenca y creaba un juego que hasta ese momento no se había visto. Aunque fue tendencia hace años, ya no se usa mucho por la incomodidad que puede acarrear. 

 

Flecos incorporados

 

Hay flamencas a las que les gusta que el mantoncillo venga en el traje implementado. Eso conlleva que no dejes de lado el movimiento de los flecos en el traje regional y no tengas que preocuparte de que se te caiga al bailar. Sin duda una opción muy cómoda y con la que triunfar. 

Si quieres ver mantoncillos en movimiento con mucho arte y al son de un buen flamenco cantado y tocado, ven a disfrutar de uno de los mejores espectáculos de Madrid. Ven a echar un buen rato que recordarás toda la vida, ven al Teatro Flamenco Madrid. Consigue tus entradas pinchando aquí. ¡A disfrutar del buen arte!

Lo más leído
Cultura

Ritos gitanos: el apalabramiento y el pedimiento

¿En qué consisten estas dos ceremonias? Desde Teatro Flamenco Madrid te lo contamos.

23 diciembre 2019
Cultura

5 mujeres que están innovando en el flamenco actual

Desde Teatro Flamenco Madrid hacemos un breve recorrido por algunas de las voces femeninas que están innovando en el flamenco actual

24 diciembre 2019
Actualidad

5 cantaores de Flamenco de Madrid que debes conocer

Desde finales del siglo XIX, han sido numerosos los artistas que han desarrollado su carrera en los tablaos y teatros de Madrid.

29 agosto 2019
Usamos cookies para recordar tus elecciones, mejorar la experiencia del usuario en nuestros sitios web y llevar una estadística de visitas. Al utilizar nuestras páginas web, aceptas que podemos instalar estos tipos de cookies en tu dispositivo.
Más información